Cómo hacer el sexo oral a la mujer...

>>> 
“Bajarse al agua”, “echarte un clavado”, “hacerte el cocodrilo” o “hacerle una chamba”, son algunas de las formas que se usan para referirse al sexo oral que se hace a las mujeres…

De hecho la palabra correcta es "cunnilingus" que significa estimulación oral al clítoris o la vulva.

Lo importante de esto es que si dominas las técnicas del sexo oral te conviertes en un gran amante y dejarás a las chicas súper satisfechas después de llevarlas a la cama y hacer el amor.

Besa el cuerpo hermoso de la chica que has seducido y sorpréndela apareciendo entre sus piernas lamiendo o acariciando su intimidad. Ella te lo agradecerá.

Nunca le preguntes a la mujer si quiere que le hagas el sexo oral, ni tampoco dudes en hacerlo.

Si la chica por alguna razón no se siente cómoda lo notarás cuando apriete sus piernas para que no avances o te jalará con sus brazos para que te retires. Y si esto pasa, no preguntes nada y sigue haciendo el amor. Después podrán hablar de lo que pasó y ella te confiara sus razones (puede ser que no se haya sentido limpia o estuviera próxima a su menstruación o fuera su primera vez).

De cualquier forma, no olvides que tú debes conducir la seducción y el acto sexual y el cunnilingus será una de tus técnicas “a prueba de fuego”.

Bueno, ya sin tanto rollo, para el sexo oral la herramienta principal es tu lengua, pero no subestimas tus labios y, claro, la ayuda de tus dedos.

Y las áreas principales que puedes estimular son el clítoris, sus labios vaginales e incluso su area anal (beso negro), todas ellas son áreas de excitación sexual que puedes aprovechar para que ella tenga orgasmos y quede extremadamente satisfecha.

No te preocupes, no hay nada que puedas hacer mal, tú explora su cuerpo y “toma nota” de las áreas que le excitan.

Ahora bien, antes de que te “avientes al ruedo” es importante ejercites tu arma principal del cunnilingus: la lengua.


Ejercicios para la lengua:
• Saca tu lengua y estírala lo mas que puedas y entonces trata de tocar tu nariz (lo mas seguro es que no la alcances) pero identifica los músculos de tu lengua que utilizas. Luego, mueve tu lengua en círculos, después cambia moviéndola para los lados y termina haciéndolo de arriba hacia abajo.

• Con tu lengua relajada y tu boca abierta, sácala y métela a diferentes velocidades.


Por otro lado...
Recuerda que previamente al sexo oral debes poner a tu pareja excitada y receptiva, para ello puedes usar estas técnicas:

• Después de besar su cara, cuello y senos (o las partes que tu prefieras del tórax de la mujer), deslízate lentamente para abajo de su cuerpo, tocando suavemente su piel con tus labios semiabiertos o con tu nariz oliendo su aroma.

• No toques su vulva (sácale la vuelta por la cadera) y llega a sus piernas. Allí puedes excitarla besando su rodilla en la parte de atrás (este es una zona erógena que pocos conocen) y después sube a sus muslos. Es super excitante para la mujer que la beses y la acaricies con tu lengua en esa área. Después concéntrate en la zona que esta justo donde el muslo comienza, y termina tu seducción rozando su vulva muy ligeramente con tus labios y tu respiración.

En ese momento la mujer estará muy excitada e imaginando lo que le vas a hacer (es muy importante que dediques tiempo en toda esta rutina, porque si te “lanzas” directamente a su sexo el efecto no será igual de placentero y eso no te conviene).

• Pon tu boca en la apertura de su vulva y sepáralos con tu lengua, entonces desliza tu boca y lengua de arriba hasta abajo (desde el perineo hasta el clítoris). Asegúrate de recorrer todo el camino una y otra vez, como si se tratara de un helado.

Por cierto el clítoris es la zona más sensible a la estimulación sexual y su única función es recibir placer. Notarás que el tamaño del clítoris aumentará y puede llegar al tamaño de la punta de tu dedo meñique.


El siguiente nivel

Estimulación a los labios de la vagina.
Aprieta sus labios vaginales con tu boca y acaricia cada uno de ellos con tu lengua desde la parte de afuera (labios mayores) hasta la parte interna (labios menores), uno a la vez.

Lengua sexual.
La mayoría de las terminales nerviosas de la vagina están en su entrada y en los primeros centímetros adentro los cuales puedes alcanzar con tu lengua. No te preocupes en querer penetrarla profundo, pues se trata de acariciar esta apertura. No más.

Estimulación al clítoris.
Separa sus labios vaginales (puedes usar tus dedos o tu misma boca) estira tu lengua, muévela rápidamente y golpea su clítoris una y otra vez. Empieza despacio y acelera en la medida que ella se excita.


Ahora vamos a lo bueno del sexo oral
Las siguientes técnicas sólo se deben utilizar cuando el nivel de excitación es intenso.

Succionar su clítoris.
Abre sus labios vaginales para que su clítoris quede expuesto y, entonces, brevemente chupa con cuidado su clítoris. Se trata de sentir el clítoris entre tu boca y luego soltarlo.

Esto provoca una sensación increíble pero no lo hagas por mucho tiempo (una o tres es suficiente) no uses tus dientes ni succiones con fuerza.

Ya en este nivel puedes introducir tu dedo y tocar sus paredes vaginales, muévelos en circulos.

El taco de lengüita.
Si tienes la capacidad de hacer con tu lengua la forma de un taco (esta es una característica que no todos tienen), acércate a su clítoris y cúbrela con tu lengua en forma de taco, y muévelo de arriba hacia abajo, lo cual estimulara todos sus puntos sensitivos.


Y por último…
Un buen amante nunca esta quieto.

Asegúrate utilizar tus manos mientras le haces sexo oral… acaricia sus piernas, sus nalgas o su vagina.

También puedes usar lubricantes, gels y sabores. Una buena opción es utilizar pastillas de menta que te darán un aliento helado que la mujer disfrutará sobre sus zonas calientes.

No pierdas la iniciativa y mejora tus técnicas de sexo oral.

Tu pareja te lo agradecerá…

No comments:

Post a Comment